Uncategorized

Fin de la primera etapa en la negociación del convenio

Con la firma del acuerdo de ampliación de la ultra actividad del convenio de montajes hasta el próximo día 31 de diciembre, hemos concluido una primera etapa en la lucha de los trabajadores por la defensa de los derechos contenidos en el convenio y de nuestros salarios.

Puede ser acertado hacer una reflexión sobre esta etapa, más que nada que para desarrollar nuestros aciertos y eliminar nuestros errores para estar mejor preparados y con mejores fuerzas para dar el siguiente paso en la negociación colectiva.

Tras unos primeros momentos de desacuerdo entre las organizaciones sindicales, la avaricia de los empresarios, empeñados en bajarnos los salarios en 200 euros y la posibilidad de que el convenio quede en papel mojado tras las últimas reformas laborales de los gobiernos de Zapatero y Rajoy, nos ha obligado dejar en un segundo término cualquier objetivo que no fuera la defensa del convenio y la lucha por la unidad sindical.

Gracias al trabajo del comité de huelga y de los delegados del sindicato en los centros de trabajo donde contamos con afiliados, esa unidad se ha ido tejiendo día a día hasta poder llegar a la convocatoria y realización de una primera manifestación conjunta, convocada por todas las fuerzas sindicales.

El éxito de la misma, a pesar de los problemas que tuvimos con Subdelegación del Gobierno, provocó la celebración de una primera asamblea de delegados conjunta y de ésta, la convocatoria de la primera asamblea general de trabajadores.

La patronal por su parte seguía forzando la máquina para conseguir un primer acuerdo de claudicación de los sindicatos antes de la fecha de 8 de julio, cuando el convenio dejaba de existir si no se producía la firma de uno nuevo. Y aunque sabíamos que ellos no se podían permitir dejar a las empresas del sector sin convenio, algunos miembros de la comisión negociadora seguían manteniendo que debíamos “dejar pelos en la gatera”.

No obstante, el éxito de la asamblea de trabajadores insufló fortaleza a la comisión negociadora y entonces, en la mesa de negociación del día jueves 27 de junio pasó lo siguiente:

  1. El presidente de la mesa da lectura a la última propuesta conjunta de los sindicatos.
  2. A continuación toma la palabra el Sindicato Unitario para manifestar que “nos desistimos de esa propuesta pues tras la asamblea multitudinaria de trabajadores habíamos establecido que una subida de un 20% cubría todas nuestras necesidades”.
  3. A continuación el presidente de la mesa pregunta si esa subida la proponíamos para el primer año o si de forma progresiva durante la vigencia del convenio.
  4. Le respondimos que en aras a llegar a un acuerdo y para mostrar nuestro buen talante negociador que nos conformábamos con la subida progresiva del 20%, e incluso, dependiendo de la negociación, podríamos conformarnos con un 17%, para que no nos digan intransigentes. También que a partir de ese momento “el Sindicato Unitario estará para apoyar todas las medidas de presión que los sindicatos mayoritarios vayan a plantear”.
  5. Toma la palabra Sebastián Donaire en su calidad de asesor por la UGT para plantear que, independientemente de lo que decidan los miembros de la comisión negociadora, comparte lo dicho por el Sindicato Unitario y que además, si teníamos convocada una huelga indefinida que le diéramos inicio que ellos la apoyarán.
  6. Un miembro de CC.OO. toma la palabra para decir que hable la patronal.
  7. La patronal habla y dice que después de haberse reunido también con los empresarios, que nos proponían un acuerdo de ampliación de la ultra actividad similar a los firmados en Cádiz y Granada.
  8. Pedimos un receso y tras valorarlo decidimos que era una buena salida quitarnos la espada de Damocles del día 8.

El miércoles 3 de julio, en asamblea de afiliados del metal del sindicato unitario, aprobamos con un solo voto en contra, la firma del acuerdo y la desconvocatoria de la huelga.

Hoy, 4 de julio hemos firmado dicho acuerdo y desconvocado la huelga.

Y con esto creo que queda (muy) resumida esta primera etapa que podríamos sintetizar de la siguiente manera:

  • Conquista de la unidad sindical, desde abajo, desde los centros de trabajo.
  • Frente común y contundente contra la patronal.
  • Firma de una tregua con una parte de nuestros contrarios, la patronal de montajes.

Ahora debemos dedicarnos con más fuerza y energías a luchar contra la otra parte de nuestros contrarios, la patronal de la AIQB.

De ella debemos conseguir un acuerdo donde la asociación del Polo Químico exija, en las condiciones de contratación de los servicios de las empresas de montajes, el cumplimiento del convenio provincial del sector.

Sin este acuerdo cualquier convenio que firmemos no tendrá ningún valor, pues tras las últimas reformas laborales cualquier empresa se puede descolgar del convenio cuando le venga en gana.

Para ello será necesario reforzar la unidad sindical y radicalizar el frente común de los sindicatos y con ello conseguir una gran movilización contra la esclavitud que supone trabajar en las contratas de la AIQB y el peligro que ello representa para la seguridad y salud de gran parte de la provincia de Huelva.

Pero esto solo depende de los trabajadores directamente afectados por el convenio, cuyo objetivo no debe de ser otro que conseguir que sus intereses se vean representados de forma mayoritaria por la parte sindical de la comisión negociadora.

.A por ellos, que somos más. Sin nosotros no son nada.

Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *